Descubre las verdaderas razones por las que los chicos no contestan los mensajes

Cuando hablamos sobre temas de relaciones de pareja, casi siempre la primera pregunta es: “¿Por qué los chicos tardan tanto en responder a los mensajes de texto?” O ¿por qué no responden a los mensajes? O ¿qué significa cuando no me contesta mis mensajes? Siempre es algún tema relacionado con el tema de los mensajes.

Y lo entiendo perfectamente porque yo me hacía esas mismas preguntas en mis días de soltera. ¡Y me volvía loca!

¿Por qué tarda tanto en contestar?…¿Por qué no he tenido noticias suyas hoy, no está pensando en mí?… ¿Por qué sus respuestas son tan cortas y vagas, ya no le gusto? …. ¿Por qué inició una conversación y luego desapareció?

Créeme, me he hecho todas las preguntas y he experimentado la montaña rusa de emociones que producen. Pero, ¿por qué? ¿Por qué nos ponemos tan nerviosas, estresadas y ansiosas por los mensajes?

Ahí afuera hay muchos consejos (buenos y malos sobre el tema de mensajes de texto). Encontrarás un montón de “guiones” sobre qué decir y cuándo decirlo, pero ¿qué pasa después cuando envías el mensaje y ese chico no responde?

Por eso, aquí está la verdad sobre por qué los hombres no contestan los mensajes de texto. ¡Y lo que puedes hacer al respecto!

¿Por qué los hombres tardan tanto tiempo en contestar?

Esta pregunta tiene varias respuestas, vamos a analizar algunas ellas:

1. Los hombres no son buenos haciendo multitareas

La primera es la más simple y se reduce al hecho de que la mayoría de los hombres simplemente no son tan buenos en multitasking como las mujeres.

Los hombres suelen estar absortos en la tarea que tienen entre manos y, cuando están en ese modo, no existe nada más fuera de ella. Las mujeres, en cambio, son mucho más fluidas y pueden cambiar de rumbo con mayor facilidad sin perder completamente la concentración.

En el contexto de los mensajes de texto y las relaciones, la cabeza de una mujer siempre está en la relación, incluso cuando está en el trabajo o haciendo otra cosa. Recuerdo momentos en los que estaba en el trabajo haciendo lo que tenía que hacer (y haciendo el trabajo de forma bastante eficiente), todo ello mientras chateaba todo el día con un chico con el que salía.

Las mujeres pueden hacer esto, los hombres normalmente no, al menos no los que tienen trabajos exigentes. Un hombre puede empezar enviándote mensajes durante todo el día, sin importar lo loco que esté su día, pero eso solo ocurrirá en las primeras etapas de la relación ya que simplemente no es sostenible a largo plazo.

La razón por la que las mujeres se frustran tanto es que esperan que los hombres vivan las relaciones de la misma manera que ellas. Ella quiere saber de él durante el día porque eso la hace sentir cuidada e incluso cuando está en el trabajo, no puede evitar pensar en por qué él no le ha enviado un texto para saludarla o ver cómo va su día.

Realmente quiere enviarle un mensaje porque le gusta y quiere hablar con él, pero no quiere ser la que inicia la conversación, así que en su lugar, se contiene y espera a que él le envíe un texto y luego procede a entrar en pánico cuando no lo hace.

Ahora bien, es posible que te estés preguntando:

Pero él me envió muchos mensajes al principio, ¿qué pasó?

Bueno, al principio, él estaba tratando de conquistarte, así que trajo su mejor juego. No quería perderte por otro hombre, así que no dejó ni una rendija libre. Tenía un objetivo: conquistarte. Una vez que lo logró, no necesitó perseguirte tan ardientemente y pudo relajarse un poco.

No es sostenible enviar mensajes todo el día por las razones mencionadas anteriormente. Una vez que la relación se asienta un poco más, simplemente no es necesario y esa es la razón detrás del declive.

Y este es precisamente el punto en el que las mujeres suelen arruinar lo que tienen. Interpretan la disminución de los mensajes como una señal de que él está perdiendo el interés y, por reflejo, entran en pánico y se dejan consumir por el miedo.

Como resultado, ella empieza a actuar de forma necesitada y deja de ser la chica genial que captó su atención en primer lugar.

Moraleja: ¡relájate! No pasa nada, solo está volviendo a un ritmo más normal. No hay ningún problema, pero crearás uno si no puedes estar bien con cómo son las cosas ahora.

2. Los hombres se comunican de forma diferente a las mujeres

Generalmente, los hombres no conversan para establecer una conexión, sino que suelen iniciar una conversación para conseguir algún tipo de objetivo o como parte de un plan.

Una mujer puede molestarse si está teniendo un bonito intercambio de palabras con un chico y éste deja de responderle, pero esto no significa nada.

Para ella, conversar agradablemente y coquetear es su manera de conectar, pero para él la conversación seguramente no estaba avanzando hacia nada y simplemente no vio la necesidad de responder más.

Mientras que la chica se enfada y se pregunta si algo de lo que ha dicho le ha hecho perder el interés, el chico sigue con su día y se centra en otra cosa y no se da cuenta del caos que ha provocado en ella.

Por eso, cuando un hombre no responde o da respuestas rápidas y cortas, probablemente no significa nada en absoluto. No le pongas mucha mente.

3. Simplemente no está interesado en ti

Este es un aspecto que hace tropezar a muchas mujeres. Puede que hayas salido con él un par de veces, puede que hayan estado saliendo durante unos meses, sea como sea, es un chico que te gusta y parece que le gustas, pero no lo sabes realmente.

Y sus hábitos de texteo no aclaran nada. A veces es él quien inicia el chat, a veces pasas días sin saber de él.

A veces responde a tus mensajes enseguida, otras veces tarda horas, días o incluso semanas. Estás muy confundida. Piensas ¿le gusto o no?

Bueno, más o menos le gustas. Se siente atraído por ti, disfruta de tu compañía, le gusta tenerte en su vida, pero no le gustas realmente de forma significativa, es decir, no te ve como alguien con quien quiera tener una relación.

Créeme, sé lo doloroso que es eso. Quieres aferrarte a las señales de que sí le gustas, y seguro que puedes encontrar muchas. Pero hay muchas pruebas que apuntan al hecho de que no le gustas lo suficiente.

Cuando le gustas a un chico, es obvio. No te dejará colgada, no dejará que el estado de su relación sea vago e indefinido, no desaparecerá y se arriesgará a perderte por otro chico.

Y si a un chico le gusta una chica y ella le envía un mensaje, se sentirá emocionado y querrá devolverle el mensaje. No mirará su teléfono y dirá: “No estoy de humor para ella ahora, le enviaré un mensaje más tarde” (y luego se olvidará de todo durante los siguientes días).

Cuando le gustes a un chico, no necesitarás recordarle que existes.

4. Está ocupado

A veces la explicación más sencilla es la correcta.

Puede que tú estés sola en casa y aburrida, pero no necesariamente significa que él también lo esté. Y solo porque puede que tú revises tu teléfono 45 minutos en una hora no significa que él lo haga.

Las personas están ocupadas. Las personas se van a otra habitación mientras su teléfono se está cargando. Muchos ven un texto y esperan a tener unos minutos antes de responder.

Y a veces los mensajes simplemente no llegan, o llegan unas horas después de haber sido enviados. Hay que verlo todo en su contexto.

Si en general parece que le gustas mucho (y cuando le gustas a un chico, es fácil verlo) y no te contesta, probablemente sea porque está ocupado o distraído. Pero si se muestra indeciso contigo desde el principio, sus mensajes son un reflejo de cómo se siente.

Razones por las que los chicos no contestan los mensajes de texto
Recuerda guardar este pin en tu Pinterest

¿Qué hacer cuando no te contesta?

En primer lugar, no te asustes y asumas que está perdiendo el interés y que no le gustas. ¿Cuándo el pánico prematuro te ha llevado por un buen camino? Creo que nunca.

Si no te ha contestado, probablemente sea por una de las razones que he enumerado más arriba. Si no sabes cuál es, déjalo estar y no te obsesiones con ello.

Además, no le envíes un millón de mensajes. Si le enviaste un mensaje y no te respondió, déjalo. No sigas con:

  • ¿Estás ahí?
  • Hola???
  • Sé que tienes tu teléfono porque acabas de publicar algo en Instagram.

Hacer esto solo te hará parecer como una loca y patética. Simplemente no hagas nada. Si no sabes nada de él durante tres días, entonces tal vez puedas enviarle otro mensaje para ver si está bien.

Si sigue sin responder, entonces recuerda que “ningún mensaje” es también un mensaje. Tómalo como lo que es y sigue adelante con tu vida.

¿Por qué da tanta ansiedad que no contesten?

El miedo es la razón principal por la que las chicas se ponen tan nerviosas con el tema de los mensajes de texto. El miedo a que ese chico no esté realmente interesado, a que te haga daño, a que te esté engañando o a que esté intentando sacar algo de ti.

Cuando tenemos un miedo o una creencia dentro de nosotros, nuestra psique tratará de encontrar pruebas para respaldar lo que sentimos, sin importar lo destructivo que sea ese pensamiento.

Todos navegamos por el mundo con sistemas de creencias que toman la información que consideramos relevante y descartan todo lo demás. Por ejemplo, si crees que no le gustas a nadie, te centrarás en que la gente no es amable contigo e ignorarás todas las pruebas de que sí le gustas a la gente.

Que te guste un chico da miedo, sobre todo cuando la relación está en sus inicios y no estás muy segura de lo que siente. Te sientes vulnerable, te sientes expuesta, estás nerviosa y no acabas de confiar en que éste será diferente al resto.

Así que buscas pruebas de que él te hará daño, confirmando así que nunca podrás conseguir el tipo de hombre que quieres. Y cuando no sabes nada de él, piensas que no es porque esté ocupado, sino porque no está interesado en ti, o porque le está enviando mensajes a alguna otra chica.

Si no responde a tus mensajes durante horas, no es porque no tenga su teléfono cerca, es porque no cree que seas importante.

Si sus respuestas son breves, no es porque odie los mensajes de texto y prefiera verte en persona, es porque le molestas y no quiere que le envíes más mensajes.

Creo que entiendes el punto. El hecho es que creamos nuestras propias historias y, si dejamos que esas historias negativas se peguen hasta el punto de empezar a creerlas como verdad, también creamos nuestras propias realidades, una realidad que da vida a nuestros mayores miedos.

Piensa en los chicos que gustaban de ti y que a ti realmente no te gustaban. Seguro que ni siquiera te diste cuenta de la frecuencia con la que te enviaban mensajes, y ni siquiera te importaba cuándo te respondían o qué te decían. Estabas relajada, no había nada en juego. Y si tenías noticias suyas, estaba bien; si no, pues no pasaba nada.

Créeme, sé lo difícil que es tener esta mentalidad con los chicos que realmente te gustan, pero lo que quiero que veas es el impacto que pueden tener los pensamientos que permitimos en nuestra mente.

Consideraciones Finales


Deja de preocuparte tanto. Los chicos no tienen ni idea de lo importante que es esto para las mujeres. La mayoría de los hombres se sorprenden cuando les cuento la cantidad de preguntas que recibo sobre este tema.

Lo más probable es que no haya ningún problema, ¡así que no lo crees!

Si su falta de respuesta te hace sentir físicamente enferma de miedo y preocupación, entonces estos sentimientos vienen de ti. Ninguna cantidad de mensajes del chico que te gusta va a resolver esto, tienes que profundizar y llegar a la raíz del problema por tu cuenta.

Los mensajes no son un barómetro de la relación. Céntrate más en la calidad del tiempo que pasan juntos que en la cantidad de mensajes de texto intercambiados cada día.

Es natural que el número de mensajes disminuya a medida que la relación avanza y pasan más tiempo de calidad juntos. Un descenso en el número de textos no significa que están retrocediendo.

Concéntrate en ti misma y en estar en un lugar emocionalmente sano y fuerte. Concéntrate en tu nivel de confianza y en tus sentimientos de valía. Concéntrate en controlar tus pensamientos y evitar que entren en una espiral de obsesión.

Cuando te controles a ti misma y a tu mente, todo este asunto de los mensajes de texto no será un problema. Y como siempre al final, él es el que se pierde estar con una persona maravillosa.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario